SALUD

VINOS QUE MEJORAN TU CORAZON.

Recientemente, muchos estudios han demostrado que el vino tinto consumido moderadamente es saludable y ofrece diversos beneficios, se acepta que un vaso de vino tinto al día ayuda al sistema cardiovascular.
El contenido de polifenoles y las vitaminas combaten el envejecimiento y ayudan a mantener la piel sana y suave. Del mismo modo, también disminuye el nivel de insulina en sangre, aumenta los niveles de estrógeno y mejora la circulación sanguínea en el cerebro.
El vino tinto contiene flavonoides y antocianidinas, y estos serían los factores que contribuyen a su poder antioxidante. Los flavonoides tienen características muy útiles:
- Hacen más inofensivo el colesterol malo (LDL) impidiendo su oxidación.
- Evitan que las plaquetas de la sangre se aglutinen formando coágulos.
- Disminuyen las inflamaciones.
Los taninos son parte de los polifenoles que se encuentran en la piel de la uva y se reconocen por el sabor secante en la boca. No todos los vinos tienen la misma cantidad de taninos, los que mayor concentración poseen son Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec, Merlot y Pinot Noir. El contenido de taninos, produce mayor cantidad de colesterol bueno, o HDL, y sirve de cardio-protector, debido a su alta densidad.
El vino tinto desalcoholizado mantiene todos los elementos fenólicos que garantizan estos beneficios, con la ventaja añadida de que evita los efectos negativos del exceso de alcohol.

DESVENTAJAS DEL ALCOHOL

Las únicas desventajas de vino tinto son precisamente debido a su contenido de alcohol. El alcohol causa muchos problemas a varios niveles:
- Incompatible con la conducción.
- Las causas de la falta de coordinación, la euforia, la agresividad.
- Está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

Además, el uso prolongado puede resultar en:
- Taquicardia, cambios de humor, impotencia.
- Riesgo de enfermedad hepática crónica.
- Riesgo de cánceres de la cabeza, cuello, estómago y mamas.

VINO SIN ALCOHOL

En una sociedad que es cada vez más consciente de la salud y que está reduciendo significativamente el consumo de alcohol, los vinos desalcoholizados están destinados para el bebedor de vino que aprecia todo el sabor y complejidad de los mejores caldos, pero está buscando una alternativa sin alcohol una opción saludable.
Los que se abstienen por razones religiosas, personas que hacen dieta, conductores, mujeres embarazadas y lactantes o cualquier persona con algún tipo de restricción de alcohol puede disfrutar del vino sin alcohol como una excelente alternativa para las comidas, eventos profesionales y celebraciones sociales.

© 2013 Lealtadis Datos